img en obras
Estamos realizando algunos cambios en la web.

jueves, 15 de marzo de 2012

"La propiedad es mejor que la Democracia"



img j.r.mora


En el buen muro fb de Dº Manuel Mendoza decía uno de los comentaristas (en minoría, pero con retórica infatigable): "democracia es menos importante que propiedad".

Quien eso afirmaba se llamaba así mismo "republicano libertario". Lo de libertario se usa mucho ahora para querer decir eso. Esta persona se considera republicana pero también es muy común encontrarlos en el anarquismo. Republicanismo y anarquismo de derechas. Ellos rechazan ese encuadre y dicen que son liberales o libertarios. Pero el Liberalismo y el Libertarianismo no surgieron para defender esas posiciones ultraconservadoras. Cuando aparecieron eran progresistas.

Que se vistan con esas etiquetas quien antepone un único derecho (la propiedad privada, siempre la propiedad, no es casualidad) a todo un sistema político-jurídico de derechos y garantías es sólo una muestra más de cómo van cambiando las palabras y sus significados. Por eso hay que tener los ojos abiertos e ir actualizándose. La tiranía siempre se presenta y se promociona como libertadora. Hasta que es demasiado tarde. Por eso hay que pensar, analizar y criticar constantemente. O estaremos perdidos quienes sí creemos en la libertad y la justicia para todas las personas.

Como, obviamente, no estamos de acuerdo con la afirmación antedicha, hemos escrito algo como esto que sigue. A ver qué les parece.


Si se va a defender que democracia es menos importante que propiedad (se entiende que privada), entonces ya se comprende por qué se puede tildar de totalitarios a los demócratas. Tampoco sería de extrañar que tal posición acabase teniendo éxito en un país en el que los delincuentes logran juzgar y condenar a los jueces y en donde, cualquier día y al paso que vamos, veremos a las hamburguesas devorando a las personas.

Entiendo que la propiedad es sólo un derecho, y no el más importante, de los cuales el mejor sistema político practicado para defenderlos es la Democracia. No es la propiedad más importante que el derecho a la vida, a la salud, a la justicia... Ni mucho menos. Y no tenemos tampoco por qué renunciar a ninguno de esos derechos en detrimento de los otros. Ni hace falta ni queremos. En Democracia pueden hallarse equilibrios para construirlos, para desarrollarlos todos. Pero ninguno de ellos es absoluto. Ni siquiera la vida. Pues siempre hallamos límites como p.ej. la destrucción de una vida en legítima defensa de la vida propia ante un ataque. Terrible situación hipotética. Mucho menos va a ser absoluto el derecho de propiedad privada, si ni siquiera lo es el de la vida.

Estamos hoy en un mundo obsesionado con la propiedad privada (hasta de moléculas y genes, todo es cada vez más patentable y comerciable) y muy poco con la Humanidad, con la Justicia o con la Democracia, que es el único sistema practicado en el cual el Ser Humano es libre e igual porque ha entendido que todas y cada una de las personas (y no sólo algunas pocas) no pueden ser lo uno si no son también lo otro. No hay libertad sin igualdad ni igualdad sin libertad. Al menos, no para todos, condición imprescindible en Democracia.

El ordenamiento jurídico del Estado de Derecho Democrático debe servir para construir esos equilibrios entre los derechos, precisamente. Y si hay que limitar en cierto modo el derecho a la propiedad de unos pocos para favorecer el derecho a la propiedad de todos los demás, pues lo más sensato sería hacerlo. Y si hablamos de limitaciones particulares de p.ej. propiedad para favorecer expansiones universales de p.ej. salud, educación... Pues más aún. Sin ningún problema. Porque es tarea de la Democracia universalizar los derechos, hacerlos para todos y cada una de los ciudadanos. Si los derechos sólo son para unos pocos no hablamos ya de Democracia, sino de élites, de oligarquías. La libertad, la propiedad, la vida, la salud, la educación... en Democracia deben ser universales. De todo ciudadano, de toda persona. Y eso sólo se logra, entre otras cosas, utilizando el ordenamiento jurídico del Estado de Derecho para equilibrar los desiguales poderes privados de cada cual.

Defender algo como "la propiedad es más importante que la democracia" lleva a defender que la libertad y la propiedad (o los demás derechos) de unos pocos son más importantes que la libertad y la propiedad de absolutamente todos. Es precisamente lo que han hecho siempre los regímenes tiránicos y oligárquicos, como p.ej. el de Hitler, el de Franco, el de Stalin (donde se practicaba el colectivismo oligárquico tan bien dibujado y denunciado por Orwell en sus novelas), el de Pinochet... En la dictadura fascistoide del Gral. Pinochet, p.ej., se usaba una frase muy similar a: no tenemos Democracia pero tenemos libre mercado. Qué quieren que les diga. No es mi idea de por dónde debe avanzar la sociedad humana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Te doy la bienvenida y te invito a expresar tus opiniones
Et dono la benvinguda i et convido a expressar les teves opinions
Welcome. You're invited to write down your opinion
Seja bem vindo! Você está convidado a expressar suas opiniões

Agradezco de antemano tu participación. Ruego que te expreses de la forma que creas más correcta y con respeto a las leyes.